BOMBA DE LIMON

Por fin por aquí, no me regañeís chicos. He tenido mucho trabajo y os he tenido abandonados. Hoy tengo un huequecito y he aprovechado para poner algo que os alegre el día.

Es la bomba..ja,ja… una bomba de limón¡¡¡¡

Me encargaron una tarta de limón que fuese original y yo que soy muy atrevida me metí en este lío. Del que afortunadamente salí airosa. Pero os tengo  que confesar que lo pasé un pelín mal. El montaje es complicadillo y hay que estudiarlo antes de ponerte, pero vamos con darle un par de vueltas y ser un poco cabezota como lo soy yo se soluciona.

IMG_1133

INGREDIENTES:

Para los bizcochos:

Normal: 2 huevos

50g harina

50g azúcar

1/2 sobre levadura química (royal)

Amarillo: 2 huevos

50 g harina

50g azucar

1/2 sobre levadura quìmica

unas gotitas de colorante alimentario amarillo y si no tenéis también sirve el colorante alimentario que usamos para las comidas

Mousse de limón:

– 150 gr. de leche condensada

– 2 limones

– 2 claras de huevo

– 3 hojas de gelatina

– 2 cucharadas de azúcar

– agua

Almibar:

– 200g de azúcar

– 200ml de agua

Decoración:

– nata montada a la que le añadiremos unas gotitas de colorante amarillo

Brillo:

– almibar

– zumo de limón

– 2 hojas de gelatina

PREPARACIÓN:

Comenzamos haciendo el almibar, para ello ponemos a calentar el agua con el azúcar y lo dejamos que hierva 2 o 3 minutos.

Reservamos

Hacemos las planchas de bizcocho. Tenemos que hacer una sin colorante y la otra con colorante para que salga amarilla.

Se precalienta el horno a 220º. Para estas planchas va muy bien el horno fuerte.

Primera plancha: Separamos las claras de las yemas

Batimos las claras con una pizca de sal a punto de nieve

Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen

Añadimos la harina tamizada con la levadura a la preparación de las yemas

Removemos bien con una espátula

Incorporamos 1/3 de las claras y removemos bien sin miedo. Esto se hace para igular texturas.

Incorporamos el resto de claras y ahora si que se mezcla con cuidado con la espátula con movimiento envolventes.

Ponemos la mezcla en una manga pastelera para que nos sea más comoda su distribución encima de la bandeja del horno

que previamente habrémos forrado con papel de horno o un tapete de silicona. Si no tenemos manga la extendemos sin más

con cuidado de que quede igual de gorda la plancha por todos los lados.

Metemos en el horno y más o menos estará en 10 min. siempre dependiendo del tipo de horno.

IMPORTANTE: para saber que la plancha está bien cocida, bastará con tocarla con el dedo (no pasa nada aunque abráis el

horno) , si la huella se mantiene es que todavía no está cocida, si se recupera está en su punto.

Segunda plancha: Proceder de la misma forma, pero añadiéndole las gotas de colorante a la masa( cuidado no pasarse de color)

MONTAJE DEL BIZCOCHO:

-Forramos el bol que vayamos a utilizar con papel de plata

IMG_1109

Hacemos tiras igual de anchas de los dos bizcochos

IMG_1107

Vamos entrelazando las tiras de diferentes colores haciendo una especie de rejilla

Cuando ya tenemos el bizcocho aquí, mojamos todas las tiras con el almíbar. En la receta que cogí prestada de un blog maravilloso “El Zurrón de los Postres” pone que lo calemos antes de meterlo en el bol. Pero yo prefiero hacerlo cuando ya está en el sitio para que no esté tan frágil.

Sacamos  la cáscara amarilla de un limón con la ayuda de un pelador. Cortamos en juliana fina y la ponemos a hervir en una cacerola con medio vaso de agua y 2 cucharaditas de azúcar. Deja que hierva durante 5-6 minutos. Exprime los dos limones y reserva el zumo.

Diluye las láminas de gelatina en un recipiente y deja que se hidraten unos 10 min. Cuando ya esten antes de meterlas en la preparación las escurres bien.

Vierte en un bol la leche condensada y el zumo de los dos limones. Bate con la batidora de varillas. Añade la gelatina diluida. Separa en un bol dos claras de huevo y móntalas con la ayuda de una batidora de varillas. Añade al resto de ingredientes. Mezcla suavemente, con movimientos envolventes.

Vertemos la mitad de esta preparación en el bol donde tenemos el bizcocho, cubrimos con recortes de bizcochos que nos han sobra, calamos con almíbar los recortes  y vertemos la otra mitad de la crema.

IMG_1120

Se termina con otra capa de recortes de bizcocho y la calamos también.

IMG_1122

Tapamos con film y reservamos un par de horas o de un día para otro en la nevera para que cuaje la mousse.
Trascurrido ese tiempo lo desmoldamos, dándole la vuelta con mucho cuidado. Lo mojamos un poco con el brillo que teníamos preparado y la decoramos con la nata montada (a la que le ponemos un poco de colorante alimentario) por todo el contorno.

Foto del corte:

P1040441

Me encantan las burbujitas del mousse

P1040440

Bon profit

Anuncios

TARTA DE GALLETAS

Voy a hacer un inciso con esta tarta, que según mi hija es la mejor del mundo mundial!! Siempre que salimos a comer o cenar la busca desesperada en las cartas de los diferentes restaurantes. Se me está convirtiendo en toda una rastreadora de las tartas de galletas, solo le falta hacerse crítica gastronómica, ja,ja… seguro que lo haría muy bien pues ella nació con ese sexto sentido que ya de pequeñita le provoca un gran amor por la cocina (ya estoy babeando…).

En casa siempre la hago para su cumpleaños, lo tiene claro cuando le pregunto. Eso sí tengo que ir cambiando la decoración más que nada para que parezca que pasa el tiempo y a la vez también me sirve para constatar mis progresos. Luego os mostraré un mínimo reportaje de años anteriores…

También cuelgo esta receta a petición de una buena amiga que sé que me va a  visitar con frecuencia cosa que me hace muy feliz.

Más

BIZCOCHO DE QUESO

Un poquito de dulce para estos días tan amargos…. hay que ver como nos levantamos todas las mañanas…. ya no puedo poner la tele ni la radio. Enseguida se cuelan malas noticias por todas partes.

Así que hoy he decidido poner buena cara al mal tiempo con este bizcocho que al morderlo se te pasan todos los males de tierno y jugoso que está.

Sinceramente os tengo que decir que como buena forofa del queso que soy esperaba encontrar un sabor a queso que me iba a trastornar. Por eso elegí los quesitos en vez del tipo queso philadelphia pensando que le daría un sabor más pronunciado.

Pero a cambio estos quesitos y el yogurt griego le dan una suavidad y delicadeza difícil de superar.

Lo he acompañado de una fresquita horchata rica, rica …. yo creo que es de lo poco rico que nos queda ya en Valencia. Con tantos recortes, un día nos van a cortar hasta la respiración y tendremos que hacerlo por turnos, ja,ja….

Ingredientes:

– 4 huevos

–  1 yogurt natural (yo griego)

– 110g de aceite de girasol

– 220g de azúcar

– 6 quesitos

– 220g de harina de repostería

– 1 sobre de levadura Royal

– azúcar glass para decorar.

NOTA: me faltaba 1 huevo, cosas que pasan ….. entonces puse los otros 3 y 1/2 yogurt griego. Salió estupendo. Por si os pasa no sufráis hay que atreverse a cambiar.

Preparación:

•Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde con un poco de mantequilla o aceite de girasol y espolvoreamos un poco de harina.

•Separamos las claras de las yemas, las ponemos en un bol y batimos hasta montarlas por completo. Reservamos.

•En otro bol batimos muy bien las yemas y le añadimos el yogurt, el aceite, el azúcar y los quesitos. Batimos todo muy bien hasta que veamos que esta la mezcla uniforme.

•A la mezcla anterior le añadimos la harina que previamente hemos tamizado y la levadura. Mezclamos hasta integrarlo todo bien.

•Las claras las vamos incorporando poco a poco al bol de las yemas y demás ingredientes, con movimientos envolventes para que no se bajen las claras en exceso y luego el bizcocho nos quede esponjoso.

•Lo echamos en el molde que previamente habremos engrasado y horneamos. Bajamos la temperatura a 170º calor abajo a los 15 min. ponemos calor arriba también. En total lo tendremos de 30 a 35 minutos.

•Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté totalmente frío espolvoreamos con azúcar glass.

Mirar el corte, que esponjoso!!!!

 

Bon profit!!!

TARTA HELADA DE PIÑA

Ya empezamos con el calor, y para calmar las altas temperaturas lo mejor es algo fresquito como esta tarta.

Esta receta la he cogido prestada de el blog de Belenciaga, una cocinera excepcional. Yo conocí sus maravillosos platos  en Mundorecetas donde destacaba por su buen hacer y su generosidad.

Es una tarta muy rápida y súper sencilla. Si queremos complicarnos un poco la vida podríamos hacer el bizcocho nosotros. También otra ventaja es que la haces, la metes en el congelador y la sacas cuando te venga bien (me encanta!!!). Yo en esta ocasión no tenía mucho tiempo y no pude hacer el bizcocho, tuve que echar mano de Mercadona. La hice para una comida con amigas y gustó mucho porque no es nada pesada y es muy fresquita.

Espero que os sirva para estos calores estivales pues al ser rápida nos ocupa poco tiempo en la cocina y podemos dedicarlo a nuestros hobbies favoritos….

 

Ingredientes: (para un molde de 24cm)

–          2 botes de piña en su jugo de 340g

–          3 bases de bizcocho para tartas (mercadona)

–          1L de nata para montar (35% materia grasa)

–          160g de azúcar

–          1 paquete de crocanti de almendra (mercadona)

 

Preparación:

–          Cortamos las rodajas de piña en trocitos muy pequeñitos (reservamos una rodaja para decorar). El jugo lo conservamos.

–          En un bol desmenuzamos una de las bases de bizcocho y la mezclamos con la piña troceada y aprox. la mitad del crocanti de almendra

–          Montamos la nata con el azúcar (la podemos comprar en la pastelería)

–          Añadimos un par de cucharadas de esta nata a la preparación anterior. Más o menos la cantidad necesaria para que la nata una el bizcocho y la piña.

Montamos la tarta:

  • Ponemos en el molde elegido una base del bizcocho.
  • Calamos este bizcocho con el jugo de la piña reservado (yo lo hago con un pincel).
  • Añadimos la mezcla de piña, bizcocho y crocanti. Nivelamos bien.
  • Ponemos la otra capa de bizcocho y calamos con el jugo.
  • Para terminar ponemos la capa de nata montada. Con una espátula o lo que tengamos por casa dejamos la superficie lo más lisa que podamos.
  • Metemos en el congelador.
  • Cuando queramos servirla la sacaremos unas horas antes de comerla (4 o 5 h.) y la decoramos con la piña reservada y el crocanti de almendra que nos habrá sobrado.

 

 

Bon profit!!!

 

 

TARTA DE FRESAS

Cualquier excusa es buena para hacer una tarta, pero celebrar el Día de la Madre es una de las mejores. Para agradecer a mi madre su entrega y dedicación tendría que estar todos los días haciendo tartas , pero le daría un coma diabético y no sería plan… aún me tiene que durar muchos años.

Quiero dedicar esta tarta a todas las madres de las madres de hoy en día. Sin ellas nuestra vida sería mucho más difícil ( tengo que decir que mi padre no se queda atrás…)

Ingredientes:

Para el bizcocho

– 6 huevos

– 60g de agua

– 250g de azúcar

– 175g de harina floja

– 175g de maicena

Para el almíbar:

– 35g de agua

– 35g de azúcar

– 35g de mistela

Para el relleno

– mermelada de fresas (puede ser comprada o casera. Os dejo la receta)

– 750g de nata (35% mat. grasa)

– 150g de azúcar

– fresas (entre la mermelada y estas yo gaste aprox. 1kg)

– un chorrito de vinagre de módena

Para la yema

– 300g de azúcar

– 125g de agua

– 15g de maicena

– 6 huevos

* Depende de como vayas a hacer la tarta de grande así serán las cantidades. De hecho yo las tuve que aumentar de la receta original que es del blog Sabores(Cocina entre primos). Más o menos estas cantidades son para una tarta de 30×24 cm aprox.

 

 

Preparación:

Bizcocho:

– Para ello precalentamos el horno a 200º

– Es importante que los huevos estén a temperatura ambiente.

-Montar las yemas, agua y la mitad del azúcar sin esponjarlos demasiado y reservar. Montar las claras con el resto del azúcar hasta casi punto de nieve. Incorporar las harinas tamizadas al batido de yemas dejando una mezcla cremosa y a continuación incorporar las claras sin darle demasiado trabajo y procurando que nos quede una mezcla esponjosa.

-Vertemos la mezcla en una bandeja que previamente la habremos forrado con papel de horno

-Con esta cantidad salen dos planchas, primero  horneáis una y después la otra.  Más o menos las tendremos cada una unos 10-12min.

– Cuando enfríen las dividimos en 4 partes idénticas.

– Se puede preparar el día de antes , para mantenerlo tierno se envuelve en film.

Almíbar:

– Ponemos todos los ingredientes en un cazo (si queremos que se note el alcohol se le añade cuando el almíbar ya esté hecho).

– Los ponemos a calentar hasta que llegue a hervir, lo mantenemos así aprox. 3 min.

– Dejamos enfriar.

Mermelada:

– 500g de fresas (partidas en cuartos)

– 200g de azúcar

– 1 cucharadas de vinagre balsámico o de Jerez (procurad que sea un buen vinagre)

– Medio sobre de gelatina en polvo, 3 hojas de gelatina (previamente hidratadas y escurridas) o la punta de un cuchillo de agar agar en polvo.

Colocamos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora y seleccionamos el programa para mermeladas, en mi caso el número 11 que dura 1:20h. Transcurrido el tiempo comprobamos la textura de la mermelada y si está en el punto podemos triturarla o no (al gusto) o seleccionamos de nuevo el programa hasta alcanzar la textura deseada. Volcar la preparación en un bote esterilizado y darle la vuelta hasta que enfríe por completo.

Si no tienes panificadora es muy sencillo: se ponen todos los ingredientes en un cazo y se lleva al fuego, que sea suave. Tenemos que remover de vez en cuando para que no se agarre. Se conserva igualmente en un bote esterilizado.

Relleno:

– Cortamos las fresas en trocitos pequeños, las ponemos en un bol y le añadimos 2 cucharadas de azúcar y un chorrito de vinagre.

– Las dejamos macerando aproximadamente 30 min. Esto lo hacemos para acentuar el sabor y que estén más jugosas.

– Montamos la nata con el azúcar.

– Cuando tengamos las fresas, las escurrimos bien. Esto es importante para que suelten todo el líquido que nos podría estropear la nata.

– Mezclamos la nata con las fresas de forma que quede uniforme.

Yema:

– Ponemos el azúcar (250g) y el agua  al fuego en un cazo. Tiene que hervir más o menos 4 min. (si tenéis termómetro hasta llegar a los 105º).  Mientras en un cuenco mezclar los 50g de azúcar restantes , la maicena y los huevos. A esta mezcla añadir el almíbar  anterior removiendo al mismo tiempo con las barillas. No es necesario dejarlo enfriar, lo echamos poco a poco.  Pasar por el chino o colador finopara eliminar las impurezas  y poner a cuajar. Cuando empiece a espesar sacar del fuego y remover con las barillas para que quede fino.

– Extender sobre la mesa o banco de la cocina para su enfriamiento. Si la yema no enfría rápido se pone de color verde.

Montaje de la tarta:

– Ponemos como base una parte del bizcocho, por la cara porosa.

– Se pincela con almíbar, bien mojado para que luego quede tierno.

– Se extiende una capa de mermelada.

– Se pone otra capa de bizcocho y se vuelve a pincelar con almíbar.

– Se extiende la mezcla de nata y fresas. Que esté bien nivelada para que la tarta quede proporcionada.

– Se pone otra capa de bizcocho remojado en almíbar.

– Se vuelve a poner la mermelada y otra capa de bizcocho con almíbar.

– Si no se nos queda igualada es el momento de cortarla con mucho cuidado con un cuchillo muy afilado para que todas las capas sean del mismo tamaño.

– Se extiende la yema para terminar. Para que quede bonita hay que tener paciencia y con una espátula repartir bien la yema.

– Se decora con fresas y nata.

 

La tarta entera:

Bon profit

 

 

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: