BISCUIT HELADO DE QUESO , NUECES CARAMELIZADAS Y SALSA DE FRESAS

Una entrada dulce …. para un dulce regreso…cuanto tiempo ha pasado y como lo he echado de menos!

Han sido dos años de cambios…una barca a la deriva que por fin ha encontrado puerto…en todo este tiempo he crecido como persona …han pasado cosas buenas y malas..feliz con las buenas y aprendiendo de los errores.

Vuelvo con muchas ilusiones, fuerza y bonitos sueños que me gustaría compartir en este rinconcito que es donde vengo para ser la mejor versión de mi misma.

Me apetecía empezar con un postre porque para mi significa el colofón de una buena comida…de una celebración..de una reunión con amigos.

Como he dicho en otras ocasiones me vuelve loca el queso…y ahora que ya viene el calor que mejor que un Biscuit .

Cuando vi la receta que me encantó tanto por el ingrediente principal como por lo bien explicada y presentada en el blog Sweet and Sour  me pregunté que diferencia había entre helado y biscuit porque así a la vista los veía exactamente igual.

El Helado se elabora a partir de una crema, una natilla con base de huevo, azúcar y leche, que se puede aromatizar con cualquier puré, sirope o similar que acabará solidificándose por en enfriamiento. Su textura es clave y para obtenerla es imprescindible una heladora.

Precisamente la falta de heladora, que mueve las natilla de forma constante enfriándolas de forma uniforme, es lo que lleva a la utilización de la técnica del Biscuit, porque su gran diferencia estriba en su composición que permite que congele sin formar cristales de hielo.

El Biscuit helado es el resultado también de la mezcla de huevos, azúcar, el sabor elegido y además nata. En este caso no usaremos leche. Si se baten el crudo para luego enfriarlos se le añadirán también  las claras de los huevos batidas a punto de nieve. Como hemos dicho esta preparación tiene la peculiaridad de no cristalizar al enfriar porque lleva nata montada y claras a punto de nieve.

Con lo cuál viene genial para todas aquellas personas que no tienen heladora y que les gustaría hacer helados caseros.

Otra cosa que me ha descubierto este postre es otra manera de caramelizar nueces …siempre lo he hecho con azúcar.

Al hacerlo con miel y mantequilla …les aporta un sabor y una textura suave y crujiente a la vez, seguro que os gusta tanto como a mi.

La mezcla de sabores de esta preparación es un disfrute…el queso con la miel y las nueces y la dulzura con un puntito de acidez de la salsa de fresas ….un placer para los sentidos!!!

Vamos con ello..

BISCUIT HELADO DE QUESO Y NUECES CARAMELIZADAS CON SALSA DE FRESAS

biscuit de queso y salsa de fresas

 

Ingredientes

Para el biscuit:

  • 250gr de queso cremoso ( yo puse 165 de philadelphia y 85 de crema de queso curado)
  • 100 ml de nata de 35% MG
  • 3 yemas de huevos grandes
  • 50 gr de azúcar

Para las nueces caramelizadas a la miel:

  • 50 gr de nueces (un poco al gusto…cuanto más …más tropezones)
  • 40 gr miel
  • 15 gr. mantequilla

Para la salsa de fresas:

  • 200 gr. de fresas partidas en trocitos
  • 125gr de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 2-3 cucharadas de vinagre balsámico

Galletas trituradas para decorar..o lo que más os apetezca..

biscuit de queso y salsa de fresas.2

Preparación

Nueces caramelizadas

Este es el primer paso que tenemos que hacer porque se tienen que enfriar para incorporarlas al biscuit.
Ponemos en un cazo a fuego medio la miel y la mantequilla. Le damos unas vueltas para que se mezclen bien.
Cuando ya lo tengamos bien fusionado añadimos las nueces a trocitos, removemos con una espátula de silicona
para que se impregnen bien. Aquí no nos podemos descuidar porque si nos pasamos el caramelo puede amargar
y también hay que tener en cuenta que después de retirar el cazo del fuego sigue calentando la mezcla….cuidadin!
En cuanto evapore el liquido que se crea y el caramelo se agarre a las nueces ya esta.
Lo reservamos en un silpat o tapete de silicona durante unos 15 min. para que enfríen.

Crema del biscuit de queso

Batimos las yemas con el azúcar de forma intensa para que quede una crema esponjosa , blanquecina y espesa. A esto se le llama blanquear las yemas. Aconsejo hacerlo con las varillas de la batidora , para no cansarte mas que nada…
Añadimos los quesos y seguimos batiendo hasta que estén bien integrados.
Por otro lado semimontamos la nata…para que nos monte bien tiene que estar todo bien frío: el bol donde lo vayamos a montar, las varillas y por supuesto la nata.
La añadimos con movimientos envolventes a la preparación anterior para que no se nos baje.
Por ultimo añadimos las nueces, procurando repartirlas bien por toda la mezcla y también con movimientos envolventes para evitar que la crema se baje.
Forramos con film el recipiente donde la vayamos a depositar, en mi caso un molde de cake de unos 20 cm, y vertemos en su interior la crema. Alisamos con una espátula y llevamos al congelador hasta que se haya endurecido. Mejor de un día para otro.

Salsa de fresas

Ponemos en un cazo a fuego medio el agua y el azúcar y removemos…cuando ya se haya disuelto y comience a hervir un poquito añadimos las fresas que previamente habremos cortado en trocitos y las dos cucharadas de vinagre balsámico.

El biscuit se descongela mucho más rápido que el helado, así que no recomiendo que lo saquéis muy pronto del congelador.

biscuit de queso y salsa de fresas.3

Espero que disfrutéis mucho de él!!

Bon profit!!

 

Anuncios

BIZCOCHO DE QUESO

Un poquito de dulce para estos días tan amargos…. hay que ver como nos levantamos todas las mañanas…. ya no puedo poner la tele ni la radio. Enseguida se cuelan malas noticias por todas partes.

Así que hoy he decidido poner buena cara al mal tiempo con este bizcocho que al morderlo se te pasan todos los males de tierno y jugoso que está.

Sinceramente os tengo que decir que como buena forofa del queso que soy esperaba encontrar un sabor a queso que me iba a trastornar. Por eso elegí los quesitos en vez del tipo queso philadelphia pensando que le daría un sabor más pronunciado.

Pero a cambio estos quesitos y el yogurt griego le dan una suavidad y delicadeza difícil de superar.

Lo he acompañado de una fresquita horchata rica, rica …. yo creo que es de lo poco rico que nos queda ya en Valencia. Con tantos recortes, un día nos van a cortar hasta la respiración y tendremos que hacerlo por turnos, ja,ja….

Ingredientes:

– 4 huevos

–  1 yogurt natural (yo griego)

– 110g de aceite de girasol

– 220g de azúcar

– 6 quesitos

– 220g de harina de repostería

– 1 sobre de levadura Royal

– azúcar glass para decorar.

NOTA: me faltaba 1 huevo, cosas que pasan ….. entonces puse los otros 3 y 1/2 yogurt griego. Salió estupendo. Por si os pasa no sufráis hay que atreverse a cambiar.

Preparación:

•Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde con un poco de mantequilla o aceite de girasol y espolvoreamos un poco de harina.

•Separamos las claras de las yemas, las ponemos en un bol y batimos hasta montarlas por completo. Reservamos.

•En otro bol batimos muy bien las yemas y le añadimos el yogurt, el aceite, el azúcar y los quesitos. Batimos todo muy bien hasta que veamos que esta la mezcla uniforme.

•A la mezcla anterior le añadimos la harina que previamente hemos tamizado y la levadura. Mezclamos hasta integrarlo todo bien.

•Las claras las vamos incorporando poco a poco al bol de las yemas y demás ingredientes, con movimientos envolventes para que no se bajen las claras en exceso y luego el bizcocho nos quede esponjoso.

•Lo echamos en el molde que previamente habremos engrasado y horneamos. Bajamos la temperatura a 170º calor abajo a los 15 min. ponemos calor arriba también. En total lo tendremos de 30 a 35 minutos.

•Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté totalmente frío espolvoreamos con azúcar glass.

Mirar el corte, que esponjoso!!!!

 

Bon profit!!!

ROSCON DE REYES

A mí desde hace cuatro años lo que me traen los Reyes Magos es el roscón. Es un placer trabajar esta masa que inunda la casa de aroma de agua de azahar y cítricos. Siempre lo he empezado el día 5 y lo he horneado el día 6. En casa durante ese periodo de tiempo desaparezco como mamá y mujer de… estoy reunida con mi roscón y pongo el cartel de “no molestar”. Este año lo he adelantado para que lo veáis por si os apetece hacerlo, así que en deferencia a vosotros lo he metido al congelador y el día de Reyes daremos buena cuenta de él.

La historia de este dulce tan delicioso poco tiene que ver con la Navidad , su origen se remonta a la época romana, específicamente a las fiestas de los esclavos que se celebraban a mediados del mes de diciembre, periodo que representaba el final de los trabajos del campo, cuando los campesinos y esclavos tenían tiempo para descansar y se les premiaba con unas tortas redondas.

Dichas tortas de forma circular que estaban hechas con higos, dátiles y miel, también se repartían entre los más necesitados. En las tortas se escondía una haba seca que representaba la prosperidad y la suerte. Quien la encontraba, si era esclavo, quedaba libre durante todo el día y no tenía que trabajar.

Ingredientes:

Masa madre

– 90 g de harina

– 50 ml de leche

– 2g de levadura prensada

Resto

– 60 gr de leche  (haremos una infusión con la mitad de la piel de los cítricos y la canela)

– 30g de agua de azahar (aprox. una cucharada)

– 30 de mistela

– 1 palo de canela

– la piel de una naranja (sin parte blanca)

– la piel de un limón (sin parte blanca)

– 340g de harina de fuerza

– 50g de azúcar

– 50g de azúcar invertido (si no tenéis podéis poner en su lugar miel)

– 15g de levadura prensada

– 2 huevos

– 60g de mantequilla

– una pizca de sal

– azúcar humedecida y almendra en láminas para decorar

– 1 huevo para pincelar

Preparación:

MUY IMPORTANTE: todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente. La leche ligeramente tibia para facilitar el trabajo de la levadura.

Yo normalmente lo hago en 3 días. Por la tarde noche hago la masa madre; para ello mezclo la leche tibia con la levadura que desmigaremos con los dedos para que se mezcle bien con la harina en un bol. Se puede añadir si se quiere una cucharadita pequeña de azúcar que es el alimento principal de la levadura, pero se desarrolla bien sin ella. Se trabaja amasando hasta formar una bola que meteremos en el bol y taparemos con film previamente aceitado.

Se deja que repose 1 h. aprox. para que comience a subir la masa y metemos en la nevera que nos ayudará a que no se pase de fermentación.

Aconsejo hacer también la infusión un día antes para que repose y recoja todos los aromas.

Al día siguiente se saca la masa de la nevera 30 min. antes de empezar a hacer el roscón para que se atempere y pierda el frío.

Yo, el azúcar la hago glass (en la thermomix). Luego la otra mitad de las pieles de los cítricos las ponemos con el azúcar glass que hemos hecho y las trituramos.

Se pone en la amasadora la harina tamizada, la levadura desmigada , la sal (en el extremo más alejado porque merma la acción de la levadura), el azúcar con la ralladura de las pieles, el azúcar invertido, los huevos, el agua de azahar , la mistela y la masa madre a trocitos. Recomiendo poner más o menos la mitad de la infusión porque no sabemos la humedad que va a admitir la leche y siempre es mejor añadir líquido que harina.

Comenzamos a amasar y vamos viendo. Si la masa requiere toda la cantidad de infusión se la ponemos, si no la que admita (hay que tener en cuenta que todavía falta la mantequilla que también le va a aportar humedad).  Más o menos 2 min. de amasado y añadimos la mantequilla a cachitos. Continuamos amasando 10 min. más.

Vamos a obtener una masa elástica y un pelín pegajosa, ése es su punto ideal para que luego el resultado sea un roscón más esponjoso. A la hora de manipularla nos untaremos las manos y la zona de trabajo con aceite de girasol , así nos será más fácil.

1º LEVADO:Formamos una bola: para ello estiraremos de los extremos y los iremos llevando al centro. La metemos en un bol , la tapamos con film untado en aceite ( con esto evitaremos que cuando la masa leve se pegue al film) y la dejamos reposar en un sitio caldeado. Dependiendo de la temperatura le costará 2 o 3 horas. Tenemos que controlar que no se nos pase de fermentación.En cada levado la masa tiene que duplicar y casi triplicar su tamaño original.

Cuando ya ha subido la masa tenemos que desgasificarla, para ello la amasaremos sacando el gas. Volvemos a formar la bola y metemos otra vez en el bol  2º LEVADO.

Repetimos otra vez la misma operación de extracción del gas y ya procedemos a darle forma al roscón. Para ello, después de hacer una bola introducimos dos dedos en el centro de esta y ensanchamos. Cogemos la rosca que hemos formado y con ambas manos le vamos dando vueltas hasta que se va ensanchando. Si la masa tiende a encogerse la dejaremos reposar unos 10 min. para que se relaje. Lo ponemos en un silpat ( o tapete de silicona).

Para evitar que al levar la masa nos quedemos sin agujero se unta un aro de emplatar y se pone en el hueco. Se pincela con el huevo batido  y se tapa con film. Lo dejamos reposar un rato hasta que comience a levar, entonces lo metemos en la nevera hasta el día siguiente.

3º LEVADO:  Ya habrá subido bastante, lo sacamos para que se temple . Lo volvemos a pincelar con el huevo y procedemos a adornarlo. Humedecemos ligeramente el azúcar. Para que la almendra laminada no se queme en el horno se remoja previamente en agua. Repartimos el azúcar y la almendra por todo el roscón.

Precalentamos el horno a 200ºC  ( sin aire), introducimos un bol con agua caliente (esto es para que quede crujiente la corteza). Cuando lo vayamos a meter bajamos la temperatura a 180ºC. , aproximadamente sobre unos 25 min. Si vemos que se nos dora demasiado le ponemos un papel de aluminio para evitar que se queme.

Lo dejamos templar antes de cortarlo y lo rellenamos al gusto, nata, trufa, cabello de ángel…etc.

Si lo vamos a rellenar a la vez ponemos la sorpresa. Si no se mete cuando le damos la forma.

Bueno, después de este rollo supongo que a lo mejor os he desanimado, pero prefiero dar muchos detalles y que tengáis toda la información necesaria para que os salga un SUPER ROSCON.

 Mirar que esponjoso:

Bon profit

TURRON DE PRALINE Y PETAZETAS

No podía faltar en estas fechas una receta de turrón, me estreno en este dulce terreno con una  fórmula super fácil y sorprendente. La presencia de los petazetas me recuerda tiempos pasados, divertidos y despreocupados.
He estado haciendo prácticas en un obrador, Dulces San Miguel, ha sido una experiencia inolvidable tanto por el trato recibido como por todo lo aprendido. Y bueno, esta receta la considero un regalo de José (tutor de las prácticas), mil gracias.
 
 
 
Ingredientes (aprox. dos tabletas):
– 1300g de praliné de almendras
-850g de cobertura blanca (chocolate)
-200g de petazetas de chocolate
-100g crispis de yogur
 
Preparación:
– Primero elegimos un molde adecuado para las tabletas de turrón. Ya venden unas cajas especiales, pero si no tienes y no quieres invertir en ello te sirve cualquier llanda o lata donde hagas bizcocho o un tuper. Esto dependerá de la cantidad que queraís hacer.
Lo forramos con papel de horno ajustándolo bien al contorno para que no se hagan arrugas y luego el turrón salga liso.
– Se pone la cobertura o chocolate blanco en un recipiente apto al microondas y con mucho cuidado se deshace, poco a poco, removiendo cada vez que lo comprobemos.
Para los no amigos del microondas lo harán al baño Maria.
– Una vez deshecho el chocolate le añadimos el resto de los ingredientes , primero el praliné y después el resto. Removemos bien hasta que quede perfectamente integrado todo.
– Lo volcamos en el recipiente elegido y le damos unos cuantos golpes para asegurarnos que llega bien a todos los sitios y no queda nada de aire.
 
Bien pues ya está hecho el turrón , ahora solo queda esperar a que endurezca. Esto dependerá de la temperatura que tengamos en casa, sobre 2 o 3 días ya está duro. Os recomiendo que lo vigiléis de cerca si tenéis golosos en casa porque con solo olerlo dan ganas de hincarle el diente.
 
 
 Bon profit y FELIZ NAVIDAD¡¡¡

A %d blogueros les gusta esto: