CORAZONES DE ALCACHOFAS CON PIÑONES CARAMELIZADOS

Esto de navegar tanto por estos mundos de Dios, (sin mojarme ni un pelo no os creáis, que yo navego en secano) algo bueno tenía que traerme.

En un blog de un compañero descubrí una receta con un ingrediente que me fascina y del que tengo que prescindir en verano. Las benditas ALCACHOFAS.

Ahora mismo no sabría deciros que receta es porque me quede embobada mirando el aspecto tan delicioso que presentaban las susodichas.

“Primer pensamiento”:

…. esta receta la hizo este invierno y no le ha dado tiempo y la cuelga ahora.

“Segundo pensamiento”:

…. se ha ido a dios sabe donde a por ellas y le han costado un riñón y parte del otro.

Y yo que soy muy impaciente, me dije: “Relájate y lee, que te aturullas”.

Sorpresa!!!!: las tenía muy cerquita de mí y no sabía que existían…. si ya voy al grano,…  es que desde que descubrí que las aceitunas no crecían con la anchoa dentro no había vivido una experiencia culinaria tan reveladora.

Mercadona: el rey de las alcachofas baby congeladas… riquísimas para estar congeladas. Y muy prácticas ya que están preparadas para la ley del mínimo esfuerzo. Si no quieres manchar la cocina, las puedes hacer al microondas y listo!!

Esta claro que también las hay de bote, cuyo sabor no me gusta nada y en conservas delicatessen cuyo precio se me sale del presupuesto.

Ingredientes:

– 1 paquete de alcachofas baby congeladas

– 50g de piñones

– tomillo

– 1 cucharada de miel

– sal y pimienta

– aceite

Preparación:

– Ponemos el aceite en una sartén y doramos los piñones, los retiramos.

– En ese mismo aceite vamos a saltear las alcachofas. Se ponen directamente congeladas. Las vamos removiendo y cuando veamos que ya están algo blanditas podemos partirlas por la mitad si es esa la presentación que le queremos dar.

– Salpimentamos y  cuando ya estén casi hechas le añadimos la miel. CUIDADO, la cantidad de miel que he puesto en los ingredientes es orientativa. Yo recomiendo ir echando poco a poco y probar, pues si nos pasamos con ella le quitamos protagonismo a la alcachofa. Esto también va en gustos.

– Removemos para que vaya caramelizando y en el último momento le añadimos el tomillo.

Yo en el caso de las especies soy muy variable si no tengo una la sustituyo por otra parecida y funciona igual.

En este plato recomiendo encarecidamente el tomillo, el aroma que le aporta es insustituible.

Yo hoy las he presentado en cucharillas pero también podemos utilizar esta receta como una guarnición de carne, pescado, etc….

Bon profit!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: